Valldemossa

Este pueblo nos sorprende con su fascinante historia, calles estrechas y decoradas con flores que transmiten mucha belleza y serenidad.

A partir de 1399 monjes cartujos dejaron allí su herencia, bonitos edificios y jardines que, más tarde, han servido de escenario para que Frederico Chopin compusiera en Valldemossa muchas de sus obras.

Esta ciudad es visitada, a diario, por turistas de todo el mundo.

Te invitaré a saborear la tradicional coca de patata, el delicioso pan hecho en esta localidad.